Patología Dual

Patología Dual
La relación entre el uso de drogas y los trastornos psiquiátricos es muy estrecha. El consumo de drogas suele producir trastornos psiquiátricos, y bastantes sujetos con trastornos emocionales utilizan las drogas para mitigar determinados estados emocionales. En otros casos, los fenómenos relacionados con la acción tóxica de las drogas en el organismo, son los elementos causales de trastornos como la intoxicación, el síndrome de abstinencia o el delirium. Por último, la evolución de la propia dependencia, con las complicaciones físicas, psicológicas y sociales, puede cristalizar en trastornos psiquiátricos como las depresiones.

Diferentes estudios, ya sea en población clínica o en población general, han puesto de relevancia la elevada comorbilidad de los trastornos depresivos de ansiedad y de personalidad entre las dependientes a las drogas.

Un problema añadido en este área de estudio lo constituye la dificultad diagnóstica de los trastornos de personalidad y de los trastornos esquizofrénicos en quienes abusan de las drogas. Esta dificultad procede del hecho de que determinadas conductas propias de los pacientes diagnosticados de trastornos de la personalidad o de esquizofrenia, son también muy frecuentes entre quienes consumen drogas. De ahí que en muchas ocasiones sea la evolución del trastorno en ausencia del consumo de drogas, la principal herramienta diagnóstica.

Se han postulado diversas teorías sobre una posible relación entre los trastornos por uso de sustancias y los trastornos psiquiátricos comórbidos. La teoría de la neurotoxicidad propone que los trastornos psiquiátricos surgen como consecuencia de los efectos tóxicos, directos e indirectos, de la droga sobre el sistema nervioso central. Las disfunciones a largo plazo de sistemas de neurotransmisión como el serotoninérgico, gabaérgico y noradrenérgico, pueden explicar la elevada frecuencia de trastornos de ansiedad de los dependientes de drogas, especialmente de los trastornos inducidos. Esos mismos sistemas junto a la disfunción dopaminérgica se han relacionado también con la sintomatología depresiva. Los efectos de sustancias como el etanol sobre la absorción y metabolización de principios vitamínicos se han propuesto como factores etiológicos del síndrome de Wernicke-Korsakoff y de la demencia alcohólica. Si bien es cierto que esta teoría explica bastante bien los trastornos inducidos y los que aparecen durante la evolución de la dependencia, no ofrece, por el contrario, explicación sobre la presencia de los trastornos psiquiátricos que preceden a la dependencia.

 

La Comorbilidad

Es un término que se utiliza para describir dos o más trastornos o enfermedades que ocurren en la misma persona. en el caso de las usuarias de la comunidad terapéutica describen perfectamente la concurrencia de la dependencia a sustancias conjuntamente a otra enfermedad o trastorno primario.

A lo largo de nuestra experiencia en el tratamiento de mujeres dependientes hemos comprobado el porcentaje de comorbilidad de las usuarias registra un promedio de 80%.

¿Cuáles son principalmente esos trastornos asociados qué aparecen en las usuarias?

Mayormente las mujeres dependientes llegan a rehabilitación con trastornos como la depresión, en sus diversas expresiones, trastorno bipolar, trastorno limítrofe de la personalidad, desórdenes afectivos, trastornos de los hábitos y de los impulsos, trastornos de hiperactividad y déficit de atención no tratados, etc.

Por eso es importante la intervención de un médico psiquiatra para evaluar a la usuaria, realizar el diagnóstico y prescribir el tratamiento correspondiente.

Es importante qué tanto la usuaria como sus familiares responsables sean conscientes de la presencia de esta comorbilidad y de la necesidad de seguir las indicaciones de nuestro especialista en salud mental y, por tanto, la familia deberá proveer los medicamentos recetados, si fuera el caso.

.

Emergencia: 989048603 / 989114425

Facebook

Copyright © 2020 Fuente de Agua Viva